domingo, 27 de agosto de 2017

¿Conocemos a dónde queremos ir y a dónde nos puede llevar el yoga cuando nos apuntamos a practicarlo? 


La tradición yóguica, antes de proponer ninguna técnica, habla de su sentido, de los objetivos deseables, de las bases de una práctica sólida y de los obstáculos que nos podemos encontrar en el camino. 


Julián Peragón 
Antropólogo.

Profesor de Meditación y Formador de profesores de la escuela Yoga Síntesis.

 Antes de iniciar un largo viaje, vale la pena pararse para revisar el mapa y comprobar que la brújula efectivamente marca el norte del territorio. Un pequeño error de grado al inicio puede ser catastrófico a medio o largo plazo. 
En este sentido, adoptar una práctica de Yoga sin saber qué es lo que podemos desplegar y qué no puede llevarnos a una cierta incoherencia o a un elevado desorden de vida. No en vano, la tradición más profunda del Yoga, antes de proponer ninguna técnica, habla del sentido del Yoga, de los objetivos deseables, de las bases de una práctica sólida y de los obstáculos que nos podemos encontrar en el camino. 
Nos alecciona acerca de lo que es el Yoga y de lo que podemos esperar por si decidimos no emprender ningún camino. 
La elección de un camino debería implicar cerebro, corazón y entrañas. Dicho con otras palabras, en el caso que nos sintamos impelidos a recorrer este camino necesitamos una brújula en el Yoga para estar bien orientados y no perdernos aunque los caminos serpenteen por territorios, en principio, desconcertantes. La aguja magnetizada nos asegurará llegar a buen puerto.
 Veamos pues adónde puede apuntar la aguja de la brújula del Yoga y cuál es su más profundo sentido. 

Visión 

Definir el Yoga es un poco arriesgado porque lleva a sus espaldas varios milenios de vida, muchas culturas que han sido alumbradas por él y otras tantas filosofías que han crecido en el mismo suelo haciendo una simbiosis inseparable, muchas de las cuales divergen en sus visiones. 

miércoles, 28 de junio de 2017

Integración cuerpo-mente en las asanas 



Swami Digambarananda Saraswati 
Extraído de su libro Claves del Yoga. 

 De las numerosas asanas que nos han legado los yoguis, la práctica de unas pocas es suficiente para restaurar el equilibrio físico-mental que se necesita poseer antes de adentrarse en las etapas más avanzadas del yoga mental. 


 Las asanas son un medio para potenciar la integración del cuerpo-mente. Nos ponen en íntimo contacto con el cuerpo, ayudándonos a comprender cómo funciona y cuáles son los estímulos que necesita para equilibrarse y armonizarse. En la realización de una postura, el aspecto más esencial es la atención, la toma de consciencia de todo cuanto sucede. 

 En la asana, por primera vez, podemos realmente escuchar a nuestro cuerpo y percibir los mensajes que nos envía. Es un proceso de sensibilización en el que la consciencia empapa cada miembro,
órgano, tejido y célula de nuestro cuerpo. Hay que descartar la concepción errónea de la postura
como un esfuerzo para domesticar el cuerpo. No se trata de domar el cuerpo sino de comprenderlo,

lunes, 8 de mayo de 2017

LA REALIZACION DE LOS ASANAS 

escrito por Ramiro Calle

 El asana es muy importante cuando se realiza con la adecuada actitud mental, pues entonces trabaja en tres planos: el físico, el mental y el energético. 
En el genuino hatha-yoga, los movimientos de hacer y deshacer la postura se efectúan con lentitud y consciencia. 

La postura se mantiene inmóvil durante un tiempo, en tanto se fija la atención en el cuerpo y se hace una respiración pausada por la nariz. 
Hay que evitar cualquier esfuerzo excesivo al hacer o mantener la posición. Con llevarla al límite razonable, ésta desprende todos sus beneficios. 

Lo importante es vivir la postura de adentro afuera y de afuera adentro. El tiempo de mantenimiento es muy importante para interiorizarse y conectar con los estiramientos, masajes, presiones en puntos vitales y centros de energía. 

El cuerpo se convierte en un soporte meditacional y de ayuda para unificar la mente. Se efectúa así el trabajo consciente sobre el cuerpo, que es como una escalera hacia el radja-yoga o yoga psicomental. La sesión admite muchas combinaciones. 

A modo de referencia facilitamos la siguiente  tabla, recordando que el secreto está en la práctica asidua, la motivación inquebrantable y la paciencia.


Centro ATALA, en facebook


viernes, 13 de enero de 2017

Reflexiones sobre la Hatha Yoga Padradipika.

¿Realmente se trata de un yoga físico esforzado? 


 El aspecto más malentendido del Haṭha yoga es la idea de que se trata de una forma física y esforzada de yoga. Por este motivo muchas tradiciones yóguicas insisten en que sus alumnos se esfuercen en realizar posturas difíciles de yoga con el fin de lograr ‘la forma o postura perfecta’. Sin embargo, se trata más de un término sánscrito cuyo mensaje verdadero detrás de las enseñanzas se perdió en la traducción. 
 El diccionario definitivamente menciona la fuerza como uno de los significados de haṭha y ciertos literalistas se refieren a esta palabra para justificar su punto de vista. Soy de la opinión de que el intento de interpretar una palabra como haṭha tiene que ir acompañado de cierta sutileza y sofisticación. 

viernes, 2 de septiembre de 2016

LOS 3 GUNAS 


Según la filosofía yóguica tradicional, todo el universo responde a tres cualidades básicas. Todas las cosas y seres del universo son una mezcla de las tres, variando su predominancia según la magnitud en que se manifieste, según los hábitos, etc. 
Toda acción, emoción o pensamiento responde a estas tres cualidades, predominando una de ellas. En sánscrito estas tres cualidades son llamadas Gunas, que significa cualidad, atributo o modo.

La Mente y la No-Mente 

Ramiro Calle

De la misma forma que para lavarnos las manos necesitamos las dos, para nuestro progreso interior necesitamos las dos mentes. 
La mente ordinaria es la que piensa o se deja pensar, la que se agita, la que se va al pasado o al futuro, la que también analiza y a veces razona, y a veces utiliza –raramente- la reflexión consciente y voluntaria. 
Es la mente del pasado y la mente que se proyecta al futuro; es la mente de las ideas o los conceptos, las abstracciones, las especulaciones y elucubraciones, es la mente que raramente para, es la mente que siempre está en un dinamismo febril. 
Esa es la mente que, a veces, es una verdadera –haciendo un juego de palabras- mentira, un fraude y un fiasco, que ahora te puede decir una cosa y luego otra y así sucesivamente. De esa mente, que es como un movimiento continuo de ideas y conceptos, y etiquetas y palabras y comparaciones y mediciones, de esa mente hay algo que si se puede aprovechar en la búsqueda de la armonía, y es el razonamiento fino, el razonamiento controlado, el razonamiento que se vuelve discernimiento; que es capaz de ver y luego proceder o no proceder en consecuencia. 

Ese razonamiento, ese análisis correcto, ese pensamiento adecuado, es muy útil, lo que pasa es que lo mismo que no sabemos dejar de pensar, la mayoría de las veces no sabemos utilizar el pensamiento objetivo porque lo filtramos con toda clase de apegos, aborrecimientos, preferencias y antipatías, con lo cual corrompemos a menudo ese pensamiento pero, si lo purificamos bien, es muy útil porque también nos ayuda a discernir, a optar, a saber qué tomar y qué dejar, incluso a definir nuestra meta en la búsqueda interior o, en el exterior, nuestros objetivos de vida. 

El yoga no subestima el pensamiento, el yoga contra lo que nos previene es contra el pensamiento inútil y farragoso que nos hace sufrir a nosotros y a los demás. 

Y ese pensamiento es el que, poco a poco, hay que ir eliminando porque ocupa un lugar innecesario

sábado, 27 de agosto de 2016

YOGA SUTRAS



 Los Yoga-Sūtra, el texto fundamental de la doctrina yoga, constan de 195 aforismos (sūtras), o frases cortas formadas con palabras técnicas muy precisas bajo estrictas reglas gramaticales. 
Cada sūtra es el resumen de un diálogo mantenido entre maestro y discípulo sobre el darśana yoga. 
El conjunto de dichos resúmenes o notas constituye el texto Yoga Sūtra. 
Tales aforismos en muchas ocasiones se enlazan uno con otro para exponer una línea de pensamiento coherente. 

El libro se divide en cuatro capítulos, o partes. Cada uno tiene un título, el cual, si bien expresa la

UPANISHAD



  La palabra “Upanishad” esta formada por la combinación de tres palabras -“Upa” que significa “próximo”, “ni” que significa “debajo” y “shad” que significa “permanecer sentado”. Por tanto, “Upanishad” significa, “permanecer sentado junto a.... (el Guru, para recibir sus enseñanzas)”. 

Estos conforman las escrituras o escritos sagrados Hindúes, y tratan acerca de la naturaleza de Dios y el universo, de la meditación y filosofía. 
Los upanishads, escritos en sánscrito, son parte de los Vedas, o textos principales del hinduismo escritos en la antigua India (alrededor de dos mil años A.C.); se han transmitido por el tiempo a través de la tradición oral, como solía hacerse en la antigüedad, de maestro a discípulo. 
La tradición habla de que los Vedas no fueron precisamente compuestos, sino que fueron revelados a

BHAGAVAD GITA


Sin duda los textos hindúes más estudiados y conocidos en Occidente son el Bhagavad Gita, los Upanishads y los Yoga Sutras de Patanjali

 No obstante, el énfasis e interés está en el Hatha Yoga y su práctica. 

El Bhagavad Gita es uno de los más importantes y convincentes textos de la tradición hindú junto con los Upanishads y los Brahma Sutras. Es sin duda una de las escrituras espirituales y religiosas más importantes del mundo. 
 El Bhagavad-Gita es un texto o libro escrito en idioma sánscrito donde se describen las enseñanzas del dios Krishna a su amigo y discípulo Arjuna. 
Forma parte de la gran obra épico religiosa Mahabharata (extenso texto épico-mitológico de la India, considerado el poema épico más largo de la historia) 
El Bhagavad-Gita es un poema filosófico de 700 versos divididos en 18 capítulos. Los versos usan
una métrica y un estilo del sánscrito así como símiles y metáforas de tal manera que tradicionalmente se cantan. Para referirse a la Bhagavad-Gita se usa comúnmente el término "el Gita". 

Bhagavad-Gita significa "La canción de Bhagavad (opulento)", siendo Bhagavad una manera que tienen los hindúes de llamar a Dios. "Bhaga" es riqueza, y "vat" el que posee. Básicamente es un

domingo, 14 de agosto de 2016

LOS KOSHAS 


Los antiguos hindúes, sostuvieron a través de su experiencia, la existencia de 5 dimensiones, a las cuales le dieron el nombre en sánscrito de Koshas, término que podría traducirse como envoltura o cubierta. 
Encontramos su referencia en el Taitiríia Upanishad, uno de los textos sagrados del hinduísmo cuya datación oscila entre el 6000 y el 200 antes de Cristo. 
Y es a través de la comprensión de los koshas, que podemos llegar a la profundidad de la mente y acceder a dhyana, la meditación, para llegar a nuestro propio Ser, a nuestro verdadero Yo,(a nuestro Atman). 
Los cinco koshas forman una unidad indivisible, influyéndose mutuamente e inter-actuando como un todo. 

Comprendiendo este Mapa Multidimensional del Ser, nuestra visión, percepción y creencias se modifican. 


 Los 5 koshas son: 


 1) ANNAMAYA KOSHA. Cuerpo físico. Su nombre proviene del hecho de que el ser físico se nutre de comida (anna).
 La primera dimensión es el cuerpo material, Annamaya kosha. Anna significa ‘comida’, ‘la materia manifiesta’, maya significa ‘lleno de’.
Aunque, científicamente, vemos el cuerpo físico como una serie de sistemas diversos que controlan las funciones corporales, el yoga en cambio sostiene que esas funciones no son sino manifestaciones de la interacción entre la energía y la conciencia.
A medida que comenzamos a experimentar los cuerpos internos, la energía y la conciencia se